Cómo concentrarse

Descubre cómo concentrarte mejor en el trabajo con consejos útiles que aumentarán la capacidad de atención y la concentración tuya y la de tu equipo.

Períodos de atención y cómo concentrarse mejor

Has estado en un ciclo interminable de largas noches y mañanas borrosas después de semanas de multitareas que inducen a la falta de atención. Entonces, un día, realmente necesitas un periodo de atención duradero para una tarea importante y no estás a la altura. Saber cómo concentrarse mejor en el trabajo es una habilidad vital, pero ¿cómo lo haces cuando ya estás agotado?

Ya sea que fueras el niño que se avergonzaba en clase o un ratón de biblioteca que no tenía problemas para prestar atención, como adulto, mantenerse concentrado en el lugar de trabajo puede ser un desafío.

Pero esta vez todo depende de ti: en un ambiente de trabajo, tu gestión del tiempo, la toma de decisiones y la atención disciplinada son tuyas. Los períodos de concentración pueden afectar negativamente a los equipos grandes y pequeños. Y como autónomo o propietario de una pequeña empresa, saber cómo concentrarse en el trabajo mientras se hacen malabares con múltiples proyectos asegura que se obtenga del negocio lo que se invierte.

Mejorar tu concentración para ayudarte a potenciar las tareas puede ser gratificante en sí mismo. No solo disfrutarás de un mejor rendimiento, sino que también descubrirás que los cambios en tu estilo de vida en general son mejores. El "equilibrio entre trabajo y vida" fuera de balance es frecuentemente citado como la principal causa de insatisfacción de los empleados. En realidad, los estudios han descubierto que aumentar la productividad puede ser la clave para perfeccionarla, en lugar de centrarse en el estado de equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Y, por supuesto, una mejor concentración comienza en casa.

Cómo mejorar la concentración con un mejor sueño

Cualquiera sea tu objetivo –terminar un proyecto, cerrar un trato, superar un atasco de papeleo–, dormir con calidad es una necesidad. No vas a hacer mucho de nada, o al menos no vas a hacerlo bien, si estás agotado. Está bien documentado que el sueño afecta a la productividad del trabajo. Y no es de extrañar que muchos de los genios más productivos del mundo tomaran siestas poderosas para mantener su energía. Si diriges un equipo, tu tiempo es probablemente demasiado valioso para pasarlo en siestas por la tarde, pero aun así debes asegurarte de que estás recibiendo el descanso que necesitas cada noche, o incluso aprovechar las oportunidades que puedas durante el día. Un equipo remoto o distribuido en varios pisos puede tentarte a ir corriendo entre departamentos o dispositivos para mantener tu proyecto en el camino. Afortunadamente, Dropbox ayuda a eliminar la necesidad de hacer cualquiera de las dos cosas; incluso cinco minutos para sentarte y recopilar tus pensamientos pueden hacer maravillas en tu concentración y tu salud mental.

El sueño le da a tu mente y a tu cuerpo un tiempo muy necesario para descansar y rejuvenecerse después del día de trabajo. La cantidad de sueño recomendada para el adulto promedio es de entre siete y nueve horas por noche. Menos que esto puede causar privación del sueño, pero dormir demasiado puede causar igualmente bajos niveles de energía. Puede parecer que trabajar horas extras te ayudará a sobrellevar tu carga de trabajo y luego podrás recuperar el sueño el fin de semana, lo que finalmente se convierte en algo contraintuitivo.

Asegúrate de mantener una buena higiene del sueño todas las noches. Restringe las llamadas y los mensajes de texto antes de dormir y, si es posible, mantén el teléfono en otra habitación. Simplemente dedica tu tiempo a relajarte y a descansar. Cuando te permites recargar tu energía mental al final del día, te despiertas bien descansado y listo para trabajar a la mañana siguiente.

Cómo concentrarse en el trabajo con la mentalidad atenta

Conceptos como "trabajo profundo" y "práctica deliberada" se basan en la idea de dominar la propia mente. La práctica de la atención se considera cada vez más como la clave de la productividad.

Imagina a un golfista practicando un swing una y otra vez. Sin atención, la acción del swing no es más que un hábito en piloto automático que el golfista pone en las repeticiones de sus golpes objetivo al día. La práctica deliberada requiere que se analice cada swing para que se produzca una mejora incluso entre el swing uno y el swing dos, en pequeños incrementos intencionados.

El espacio de trabajo puede no ser un campo de golf, pero se aplican las mismas reglas. En lugar de ir a la oficina y esperar que la pura fuerza de voluntad y los altos niveles de energía aseguren un día exitoso (lo cual no es realista), mira más de cerca cada segmento de tu día.

¿Te despiertas a la misma hora todos los días? ¿Te estás dando el tiempo suficiente para bañarte y vestirte? ¿Tienes una buena cantidad de tiempo para disfrutar del desayuno y comer una comida que no sea un golpe de azúcar garantizado? Si la respuesta es no, entonces la mejora de la concentración empieza ahí. Es así de simple. En resumen: puedes empezar a mejorar tu concentración en el trabajo solo mejorando tu rutina matutina.

"Trabajo profundo" funciona de la misma manera y se refiere a perfeccionar una tarea una vez que se eliminan las distracciones. Si has hecho esfuerzos para prohibirte el uso del teléfono antes de acostarte y eres disciplinado en tu rutina para despertar, entonces puedes transferir fácilmente esta misma mentalidad para manejar tu carga de trabajo y, desde allí, incluso ayudar a tu equipo a adoptar estos cambios que también mejoran la vida.

La atención te ayuda a ser consciente de los malos hábitos y a estar preparado para eliminarlos mientras inculcas los buenos hábitos en su lugar. Esta es una forma vital de mejorar tu productividad. Después de todo, nadie está listo para un gran día de trabajo si llega nervioso y hambriento después de un viaje frenético y apresurado.

Mejorar la productividad en el trabajo con herramientas digitales

Una vez que empieces a mejorar tu enfoque desde los cimientos de tus hábitos diarios, puedes empezar a introducir algunas herramientas externas también. Aunque todo el mundo es responsable de su sueño fuera de las horas de trabajo, el uso de herramientas digitales puede ayudarlos a ti y a tu equipo a mantenerse concentrados y a ser más organizados en la oficina.

Conectar tu equipo con Dropbox Business puede ayudarte a hacerlo. Ya no tendrás que saltar entre diferentes carpetas, ventanas y dispositivos para encontrar los archivos de los miembros de tu equipo ni correr entre departamentos para perseguirlos. Si el tiempo es esencial, entonces Dropbox es un centro digital esencial que te permite ver todo lo que necesitas en un solo lugar. Más que ofrecerte una excelente asistencia en la gestión del tiempo y del equipo, las herramientas digitales también pueden ayudarte a ser más responsable. Actualizar los archivos y mencionar a los miembros del equipo en Dropbox Spaces te ayuda a estar al tanto de quién trabaja en qué y qué tareas son más urgentes.

No más esconderse detrás de la frase "Me perdí el recordatorio". Y no más pérdidas de tiempo corriendo por la oficina averiguando quién está haciendo qué, mientras te distraes por una charla poco importante en el camino. Una vez que estás concentrado y en la zona, eres libre de ser más productivo, mientras disfrutas de lo que haces. 

Intenta una desintoxicación digital

Las herramientas digitales pueden ser una gran cosa, pero hay una diferencia entre las herramientas de trabajo productivas como Slack o Trello y las distracciones digitales como los medios sociales y los mensajes de texto. La productividad en el espacio de trabajo consiste en estar comprometido y presente en el momento. Puedes eliminar instantáneamente las distracciones que reducen la productividad silenciando a tus amigos y seguidores. No caigas en la trampa de "solo echaré un vistazo" porque ni siquiera tienes que estar mirando un mensaje para pensar en él y distraerte.

Si a las 9 de la mañana tu principal preocupación es tu fuente de noticias de los medios sociales, seguro que perderás la motivación para el trabajo cuando esa última hoja de cálculo llegue a tu bandeja de entrada a las 9:05. Lo mismo puede suceder con los cientos de programas diferentes con los que trabajas a diario. Sin embargo, el espacio de trabajo inteligente de Dropbox les da a ti y a tu equipo acceso central a todas sus aplicaciones y archivos más importantes, lo que elimina la necesidad de cambiar constantemente entre aplicaciones y plataformas, para siempre. Puedes soltar un archivo de Slack directamente en el tablero de Trello de tu equipo, sin que nadie busque en las pestañas de su explorador. Con Dropbox, puedes escapar de las distracciones mientras sigues conectado.

Colabora y escucha

La colaboración es otra área en la que las personas tienden a perder el enfoque. Incluso cuando trabajas perfectamente con un equipo de una docena de miembros, las interminables notificaciones y preguntas son una constante distracción. Pero con las herramientas de productividad adecuadas, el trabajo en grupo puede ser emocionante y divertido en lugar de una molestia. En Dropbox, puedes mantenerte conectado con tu equipo, comentar y asignar trabajos en diferentes aplicaciones y dispositivos, por lo que ser un jugador de equipo se convierte en una segunda naturaleza. Puedes crear y editar en equipo en Dropbox Paper, establecer plazos, solicitar archivos de forma segura y agilizar tu flujo de trabajo, todo ello con total visibilidad para que sepas exactamente lo que hace cada uno. Al mejorar la productividad, también puedes agregar breves descansos para poder reagruparte durante los días de mucho estrés. Y, si trabajas solo, estas herramientas pueden ayudarte a mantenerte al tanto de todo lo que hay en tu lista de tareas, a la vez que te permiten invitar con seguridad a los clientes a que compartan sus comentarios.

Mantenerse concentrado

Si quieres saber cómo concentrarte mejor, entonces es vital entender que tu concentración no es algo que solo existe en el trabajo. Cuando aprendes a practicar la atención plena en tu vida cotidiana, desde el momento en que suena el despertador por la mañana hasta el momento en que tu cabeza golpea la almohada por la noche, puedes mejorar radicalmente tu capacidad de concentración. Al final, terminarás siendo mucho más fuerte en tu trabajo, sacando lo mejor de tu equipo y disfrutando de todo esto también.