¿Qué son los objetivos SMART?

Ayuda a tus empleados a planificar y alcanzar sus objetivos con SMART, un marco para establecer metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada.

¿Qué son los objetivos SMART?

SMART es un criterio de establecimiento de objetivos que ayuda a aumentar las posibilidades de los miembros de tu equipo de alcanzar sus objetivos. Ayudar a los miembros de tu equipo a establecer y alcanzar metas es una de las mejores maneras de mantener alta la motivación, proporcionar una retroalimentación continua y conectar las cargas de trabajo individuales con objetivos corporativos más amplios. Averigua todo lo que necesitas saber sobre los objetivos SMART con nuestra completa guía, empezando por nuestra definición de objetivos SMART.

Definición de objetivos SMART

¿Qué son exactamente los objetivos SMART? SMART es un acrónimo que se utiliza para optimizar el establecimiento de objetivos dentro de tu empresa, en particular cuando se trata de la gestión de proyectos, campañas de marketing, gestión del rendimiento y desarrollo personal. Entonces, ¿qué significa el acrónimo? Bueno, vale la pena señalar que diferentes fuentes usan las letras para referirse a cosas diferentes, así que puedes esperar ver alguna variación entre las diferentes versiones de SMART. Sin embargo, en general se entiende que los criterios de SMART asociados sean los siguientes:

  • Specific (específico): los objetivos genéricos no lo lograrán. En cambio, tienes que ser específico y sin ambigüedades sobre lo que quieres lograr. Piensa en las preguntas abiertas: quién, qué, cuándo, cuál y por qué. ¿Quién necesita estar involucrado? ¿Qué estás tratando de lograr? ¿Cuándo necesitas lograrlo? ¿A qué obstáculos o requisitos te enfrentas? ¿Por qué te fijas este objetivo? Siéntete libre de ser tan granular como sea posible en tus respuestas.
  • Measurable (medible): necesitas tener criterios específicos que puedas usar para medir tu progreso hacia el logro de este objetivo. Al hacer que tu objetivo sea medible, considera qué métricas vas a utilizar y establece hitos para cuándo deseas haber alcanzado objetivos específicos.
  • Achievable (alcanzable): ¿es el objetivo alcanzable? Investiga si el objetivo puede realmente alcanzarse, y considera el tiempo, el esfuerzo y los costes frente a los beneficios, así como otras prioridades que puedas tener dentro del negocio. También debes pensar en lo que se necesitaría para lograr este objetivo, y si tienes las herramientas o habilidades necesarias a tu disposición. Si no las tienes, ¿qué tan difícil sería alcanzarlos? No hay necesariamente nada malo en establecer objetivos audaces, pero si no hay una esperanza realista de alcanzarlos, puede ser una buena idea volver a evaluar el objetivo.
  • Relevant (relevante): también es importante pensar en la relevancia del objetivo dentro de la organización más amplia. Por ejemplo, si se te ha encargado que te entrenes en un nuevo programa de contabilidad, vale la pena considerar la relevancia de este programa para tu trabajo y para el negocio en general. Del mismo modo, si estás lanzando una nueva línea de productos, considera cómo se alinea esto con los objetivos estratégicos del negocio.
  • Time-bound (tiempo límite): el tiempo lo es todo. Es necesario proporcionar una fecha límite y hacer preguntas específicas sobre lo que se puede lograr dentro de este marco de tiempo. Asegúrate de que los plazos sean realistas, pero flexibles. Aunque la sensación de urgencia es importante, es probable que convertir la fijación de objetivos en una carrera contra el reloj no sea beneficioso para los miembros del equipo o la empresa en su conjunto.

Cuando lees sobre el establecimiento de objetivos SMART, también puedes encontrar el término objetivos SMARTER. El sistema SMARTER es una extensión de SMART, solo que con dos letras agregadas: Evaluate (evaluar) y Readjust (reajustar). En pocas palabras, el agregado de estas dos letras te permite analizar y mejorar la metodología SMART, para que puedas aprovechar al máximo el proceso. Evalúa continuamente tus objetivos y, si encuentras que tienes problemas regularmente, vuelve a ajustarlos.

¿Cuáles son los beneficios de los objetivos SMART?

Los objetivos SMART aseguran que la claridad y el enfoque sigan siendo una parte significativa del proceso de establecimiento de objetivos. Después de todo, los objetivos confusos sin una hoja de ruta clara son fácilmente ignorados, mientras que los objetivos específicos tienen más probabilidades de ser tomados en serio.

SMART proporciona el marco necesario para examinar la importancia de tus objetivos y ayudarte a determinar cómo conseguirlos. También es importante recordar que el establecimiento de objetivos SMART es simple de entender y no requiere herramientas costosas para implementarlo. Esto significa que prácticamente cualquier organización puede beneficiarse, desde titanes globales y empresas en fase inicial hasta pequeñas tiendas de artículos para el hogar.

La metodología SMART asegura que tus objetivos están diseñados para el éxito. Por lo tanto, si estás buscando introducir una nueva forma de establecer objetivos en toda tu organización, SMART puede ser un medio efectivo y rentable para hacerlo. "Medible" es un elemento clave del proceso, lo que significa que sea fácil de supervisar. Como resultado, los objetivos SMART pueden ayudar a identificar cuando se pierden los objetivos. Por consiguiente, puedes reaccionar más rápidamente y hacer los cambios necesarios cuando un objetivo está en peligro de no ser alcanzable.

¿Cuál es la mejor manera de usar los objetivos SMART?

En un entorno empresarial, los objetivos SMART se utilizan con frecuencia para mejorar la gestión del rendimiento. Cuando se realizan evaluaciones de los empleados, el establecimiento de objetivos SMART puede ayudar a formular y lograr metas. Veamos algunos ejemplos de objetivos SMART para obtener un poco más de contexto.

Ejemplo de objetivo SMART 1: aumenta el tráfico de la web en un 20 % para finales de año

Encomendar a un miembro del equipo la tarea de aumentar el tráfico web puede tener un impacto vital en los resultados de tu empresa, y ayudarte a conectar con más clientes y a conseguir más clientes potenciales.

  • Específico: aumenta el tráfico de la web en al menos un 20 % para finales de año.
  • Medible: por medio de verificadores de tráfico web estándar como Google Analytics, el progreso se puede medir de forma continua.
  • Alcanzable: debido a las herramientas y técnicas de marketing digital con las que el equipo ya está familiarizado, este es un objetivo alcanzable si se prioriza sobre otros objetivos comerciales.
  • Relevante: el aumento del tráfico puede ayudar a aumentar los ingresos y también a que la empresa amplíe su alcance.
  • Tiempo límite: se ha fijado un plazo para fin de año para este objetivo, con hitos mensuales que aseguran que se está avanzando.
Ejemplo de objetivo SMART 2: paga una deuda de 20 000 dólares en 24 meses

Establecer metas financieras puede ser una gran manera de controlar tus finanzas. Si quieres introducir el establecimiento de objetivos SMART en el proceso de gestión financiera, el pago de la deuda de la empresa podría ser un buen comienzo.

  • Específico: pagar 20 000 dólares de la deuda de la empresa.
  • Medible: supervisa el progreso usando herramientas de contabilidad, desglosando o siguiendo la progresión mensual o semanal.
  • Alcanzable: al optimizar las cuentas por cobrar y garantizar el pago a los proveedores a tiempo y en su totalidad, 20 000 dólares es un objetivo alcanzable.
  • Relevante: pagar la deuda de la empresa puede asegurar que tu negocio esté en la mejor posición financiera posible, y darte los fondos necesarios para estimular el crecimiento y comprar nuevos activos.
  • Tiempo límite: con un marco de tiempo de 24 meses, se pueden establecer hitos cada tres meses para asegurarte de que estás en camino de cumplir.
Ejemplo de objetivo SMART 3: mejora la capacidad con el programa de contabilidad en seis meses

Otro objetivo práctico de SMART podría ser la mejora de la capacidad de uno de los miembros de tu equipo con un programa específico, como Salesforce, que ayude a mejorar su rendimiento laboral.

  • Específico: ser más competente con Salesforce y mostrar una mejora genuina en la próxima revisión de rendimiento.
  • Medible: al momento de la próxima revisión, deberían poder demostrar su competencia en las funciones clave asociadas con Salesforce. También deben obtener una certificación que demuestre sus progresos.
  • Alcanzable: al reservar una cierta cantidad de tiempo cada semana y colaborar con colegas, mejorar las habilidades de Salesforce es un objetivo alcanzable.
  • Relevante: trabajar con Salesforce ya es una parte significativa de su trabajo. Al mejorar sus habilidades, pueden apoyar a sus colegas de manera más efectiva y asegurar una larga y fructífera carrera en la empresa para ellos mismos.
  • Tiempo límite: en el plazo previsto de seis meses, tratarán de llegar a ser lo suficientemente competentes con Salesforce como para que les ocupe una proporción significativamente menor de su tiempo.

¿Cuáles son las mejores herramientas para establecer objetivos SMART?

Hay muchas herramientas y estrategias que puedes usar para ayudar a establecer, rastrear y mantener los objetivos SMART. Para empezar, puedes usar Dropbox para crear plantillas de línea de tiempo eficientes que puedan seguir y gestionar el progreso de tu equipo. Haz listas de tareas, comparte ideas con tus colegas y asegúrate de cumplir con los plazos previstos para tus objetivos SMART.

Dropbox también ofrece una plantilla de planificación de proyectos que puede ayudar a asegurar que todos estén en la misma página. Es una forma sencilla de manejar todo el proceso de establecimiento de objetivos SMART. Desde la definición de objetivos y el establecimiento de plazos hasta el agregado de elementos de acción y la recopilación de comentarios, la plataforma facilita el seguimiento de cada miembro de tu equipo.

SMART representa una forma efectiva, simple y rentable de establecer objetivos y metas dentro de un entorno corporativo. Ya sea que tengas un objetivo empresarial muy específico, por ejemplo, aumentar la cuota de mercado en un 5 % a finales de año, o si solo quieres una forma más fiable de gestionar las revisiones de los empleados, el establecimiento de objetivos SMART podría ser la solución ideal.