El diseñador de accesorios utiliza Dropbox Business para simplificar flujos de trabajo, reducir los problemas con distintas versiones de archivos y posibilitar su pasión por una funcionalidad elegante.

Bellroy, empresa minorista

Resultados clave de Bellroy

Incorporación de nuevos miembros más sencilla

Incremento del control sobre las diferentes versiones de los archivos

Administración del acceso a los archivos más estricta

El reto

Fomentamos la unidad global

En 2010, el diseñador de accesorios Bellroy, que recibe su nombre de las dos primeras oficinas que abrió en Bells Beach y Fitzroy (Australia), se propuso ofrecer a sus clientes una mejor forma de llevar sus artículos de diario. El objetivo de la empresa era reinventar la cartera de cuero, pero su inclinación por el diseño elegante y la sencillez afectó a todas las áreas de su negocio. Cuando la empresa amplió sus operaciones para incluir una agencia asociada en Portland, Oregón, un socio de desarrollo de producto en Melbourne y muchos proveedores extranjeros, su ideología minimalista se puso a prueba. Su sistema de almacenamiento y uso compartido de archivos estaba formado por una mezcla de sistemas diferentes, por lo que algunos flujos de trabajo empezaron a ser difíciles de gestionar y las distintas versiones de los archivos no podían manejarse con facilidad. Para mantenerse fiel a sus profundas convicciones y respaldar la agilidad corporativa, Bellroy decidió recurrir a una solución para compartir información entre diferentes ubicaciones de todo el mundo: Dropbox Business.

La solución

Simplificación de la colaboración entre diferentes países

Aunque Bellroy ha utilizado Dropbox con sus diferentes y variadas aplicaciones, el cambio a Dropbox Business permitió a la empresa centralizar los archivos y ampliar el control. Andy Fallshaw, cofundador y Presidente ejecutivo, afirma: “Nuestros diseñadores y distribuidores trabajan día y noche en diferentes países, por lo que es muy importante que trabajen en los archivos más actualizados. Dropbox Business nos ayuda a garantizar que todo el mundo pueda ver las versiones adecuadas”. Una colaboración sin problemas permite que los empleados de Bellroy mantengan sus proyectos en marcha, aunque no se encuentren en la oficina. “Tanto nuestro equipo de personal fijo como nuestros trabajadores autónomos viajan a diferentes oficinas y países con bastante frecuencia”, añade Fallshaw.

LOS RESULTADOS

Procesos simplificados y seguros

Dropbox Business ha ayudado a Bellroy a transformar muchos de sus antiguos procesos, incluyendo la incorporación de nuevos miembros y la administración del acceso a los archivos. Gracias a lo que Fallshaw llama el “icono sencillo de la parte superior de la pantalla”, los nuevos empleados se familiarizan con la forma de compartir archivos con rapidez, necesitan menos formación y cometen menos errores. Una vez que se han adaptado, pueden mantener su productividad mientras Bellroy se mantiene al cargo. Según Fallshaw: “Alivia bastante las tensiones que supone la incorporación de un nuevo miembro. Con otras soluciones, quien crea un archivo o una versión tiene su propiedad. Con Dropbox Business, es evidente que Bellroy es el propietario y siempre controlará quién accede al archivo y quién no”. Básicamente, la eficiencia que se consigue gracias a Dropbox Business ha permitido que Bellroy dedique más tiempo al diseño de carteras y otros productos. Como dice Fallshaw: “El uso de Dropbox Business permite a nuestro equipo concentrarse en mejorar el servicio a nuestros clientes en lugar de tener que averiguar cómo funcionan el software o los archivos.”

La mejor solución de almacenamiento y uso compartido para tu empresa