Aprovechar el poder de la mentalidad de crecimiento

Descubre las diferencias entre la mentalidad de crecimiento y la fija para que puedas alimentar la mejora continua en tu equipo.

¿Qué es la mentalidad fija y la de crecimiento?

Se dice que el cerebro humano es infinitamente más poderoso que cualquier computadora, pero eso no siempre es de mucha ayuda si se tiene el enfoque equivocado para usarlo. Mientras que una computadora puede completar la misma tarea un número infinito de veces, un equipo necesita la mentalidad y el estímulo correctos para lograr los objetivos. Ahí es donde entra en juego la mentalidad de crecimiento.

La mentalidad de crecimiento y su opuesto, la mentalidad fija, son conceptos desarrollados por la psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, como se describe en su libro Mentalidad: La nueva psicología del éxito. La investigación de Dweck define la mentalidad como una "autopercepción", en otras palabras, cómo te ves a ti mismo. Tanto si eres consciente de tu opinión de ti mismo como si no, esta mentalidad tiene un gran impacto en tu vida diaria.

Como resultado de décadas de investigación sobre las actitudes de los niños en la educación media y secundaria, Dweck identificó dos caminos claros que dieron forma a la manera en que estos jóvenes lidiaban con el fracaso: la mentalidad fija o la mentalidad de crecimiento.

La mentalidad fija

La mentalidad fija es, como su nombre indica, aquella en la que una persona cree que las cosas están fijas de una cierta manera e inalterables. Aunque esto puede sonar anticuado o propio de una mente cerrada, Dweck sostiene que la mentalidad fija puede ser tanto de opinión propia positiva como negativa. Una mentalidad positiva y fija de "soy inteligente" o "tengo talento" puede fomentar una alta autoestima. Una mentalidad fija negativa de "soy estúpido" o "no tengo un talento claro" puede llevar al autodesprecio.

No importa cómo se sienta una persona que exhibe una mentalidad fija, Dweck sugiere que el fracaso sigue siendo inevitable, ya que no podrán ver el cambio como una opción válida.

La mentalidad de crecimiento

La otra mentalidad, la preferible, es la mentalidad de crecimiento. Un individuo que opera con una mentalidad de crecimiento puede tener una opinión abiertamente positiva de "soy muy creativo" o severamente crítica de "no tengo ningún talento", pero las diferencias clave se basan en su creencia de que esto se puede cambiar. Creen que mediante el trabajo duro y la voluntad de adoptar nuevas estrategias y compromisos, un individuo puede construir sobre sus cualidades básicas para convertirse finalmente en alguien verdaderamente realizado.

Ejemplos de mentalidad fija

Veamos más de cerca la mentalidad fija, y cómo puede frenar a una persona en la vida diaria. Gerald es un joven con una mentalidad fija. Se le ha dado la inquebrantable creencia de que es muy talentoso en deportes y lo relacionado con su estado físico, pero totalmente incapaz en matemáticas, ciencia y materias académicas tradicionales. Por lo tanto, Gerald no se presiona a sí mismo para mejorar en esas áreas, ya que cree que su inteligencia simplemente no está hecha para ello.

Tampoco se presiona a sí mismo en el área de su mayor habilidad, ya que cree que el talento le ha abierto el camino, como lo ha hecho en el pasado. Gerald ingresará a la universidad con una beca de fútbol, así que no ve la necesidad de presionarse. Cuando se enfrenta a sus fracasos, pone excusas como: "Estaba demasiado ocupado con la práctica para estudiar para ese examen" y así sucesivamente.

Ejemplos de mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento puede enfrentarse al mismo conjunto de circunstancias, pero las aborda de una manera totalmente diferente, de forma más positiva y productiva:

Jessica es una mujer que opera con una mentalidad de crecimiento. Se puede decir que Jessica no tiene mucho talento en los deportes y es una estudiante promedio en la clase. Jessica sabe que para entrar en la universidad de su elección, debe mejorar en ambas áreas. Sabe instintivamente que para rendir mejor, no puede ser complaciente. No percibe sus habilidades básicas o su inteligencia como obstáculos, sino más bien como puntos de partida a partir de los cuales puede crecer.

Mientras Jessica reflexiona sobre sus defectos, es capaz de entender dónde se ha equivocado y aplicar este conocimiento a sus futuros estudios. A través del trabajo duro y la total creencia de que la dedicación dará sus frutos, tanto las notas de Jessica como su rendimiento atlético mejoran. Aunque nunca poseerá la habilidad atlética natural de la que disfruta Gerald, puede dar pasos positivos y significativos que son valiosos.

¿Qué significa esto para tu negocio?

Mientras que la investigación de Dweck se basa en la mentalidad de los estudiantes, eso no quiere decir que estos patrones de pensamiento no nos sigan hasta la edad adulta. Muy probablemente tu equipo esté compuesto de una mezcla de mentalidad fija y de crecimiento. Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que los rasgos positivos de la mentalidad de crecimiento superen con creces la mentalidad fija para ti y tu equipo?

Rompe la estructura

Con la palabra "romper" no queremos decir que debas destruir todos los procesos de trabajo, sino que fomentamos nuevas formas creativas de pensar. Las jerarquías aplanadas, las culturas de empresa abiertas y una actitud de oficina que ofrece un proceso de alabanza por las cosas hechas de una manera nueva y exitosa pueden fomentar una mentalidad de crecimiento.

Al crear una mentalidad de equipo abierto, sin miedo y colaborador, también se eliminan las zonas de confort. Asegúrate de que nadie tenga miedo de probar algo nuevo, de mejorar y desarrollar nuevas habilidades. Dropbox Paper ayuda a tu equipo a trabajar juntos sin problemas. El uso de funciones de comunicación y colaboración integradas une a los miembros de tu equipo de una forma más fluida y transparente, empujándolos fuera de sus zonas de confort habituales, de forma cómoda.

Pon en marcha estrategias

Los individuos con mentalidad fija pueden no haber pensado nunca de forma significativa en la estrategia. Después de todo, si siempre has creído que el talento o los dones naturales te ayudarán, es poco probable que estés preparado para cuando no lo hagan. De la misma manera que los profesores ayudan a los estudiantes a descubrir nuevas estrategias de aprendizaje, independientemente de sus mentalidades, tú puedes ayudar a tu equipo a descubrir nuevas formas de actuar en sus roles.

Esto podría ser tan simple como adoptar herramientas digitales clave para hacer todo más eficiente y crear nuevos procesos de pensamiento. O puede implicar alentar a individuos que operan con rasgos fijos a trabajar estrechamente con personas que tú sabes que tienen un enfoque mucho más abierto en sus propias mentalidades.

Deja que fracasen

Uno de los aspectos más efectivos de cualquier proceso de aprendizaje, es el fracaso. Es una actitud que los lugares como Dropbox abrazan. Lo que debes hacer es celebrar el fracaso como un camino hacia el éxito. Un individuo con una mentalidad fija verá el fracaso como algo inevitable, omitiéndolo como "¿por qué esperaba que esto resultara de otra manera?". Es por eso que varios empleados de Dropbox produjeron un zine para ayudar a educar y animar a sus colegas a ver el fracaso de una manera diferente. La expectativa es que el aprendizaje y el crecimiento claves salgan del fracaso. Así que no dejes que la idea de "no podré hacer esto nunca" se arraigue, en vez de ello, inculca la idea de "no todavía, pero algún día".

La falsa mentalidad de crecimiento

Probablemente lo has hecho: establecer nuevas medidas, transformar tu lugar de trabajo e incluso tu equipo, pero puede ser difícil discernir si has caído en la trampa de la falsa mentalidad de crecimiento. En el sentido más general, una mentalidad de crecimiento es aquella que está abierta al cambio y a nuevas ideas, pero estos rasgos son fáciles de emular sin comprometerse verdaderamente con ellos. La persona más importante para asegurar que esto no suceda eres tú.

Como líder del equipo, debes asegurarte de que los disparadores de la mentalidad fija se eliminen en tu oficina. Es tentador considerar a los individuos con talento natural como trabajadores estelares dignos de más elogios. Pero al hacerlo, solo estás fomentando la idea de que una mentalidad fija es la importante, en lugar de promover la idea de que cualquiera puede ser el mejor si se esfuerza.

En su lugar, encuentra formas de alentar el potencial sin explotar de tu equipo o de los miembros de tu equipo que aún se están estableciendo. Por ejemplo, los proyectos de estiramiento pueden ayudarlos a apuntar más allá de sus responsabilidades cotidianas y a establecer sus propios objetivos de crecimiento en el lugar de trabajo. Por otra parte, el simple hecho de pedir la opinión de quienes no suelen hablar puede ayudar a los miembros del equipo a comprometerse con tu organización en sus propios términos.

Vincular el éxito al bienestar

Si tus empleados piensan que sin importar lo que hagan, solo se reconoce a los "talentosos", tu empresa se perderá el talento aún no explotado o no desarrollado. Los individuos con increíbles mentalidades de crecimiento se verán impulsados a aplicar estos rasgos a otras áreas de su vida personal en lugar de intentar presionarse a sí mismos en el trabajo si no ven ninguna recompensa allí. Si no ven ninguna recompensa por ir más allá de su zona de confort en busca de lograr más en sus trabajos, invariablemente se desmotivarán y esto puede impactar en el bienestar general.

Es vital adoptar nuevos enfoques para ti también. Como todo, el cambio siempre debe ser modelado por un excelente liderazgo. Intenta comprender mejor a los jugadores de tu equipo y reconoce cualquier escenario en el que el fracaso sea una posibilidad; esto desencadenará naturalmente una sensación de defensa en todos. Asegúrate de que cada fracaso se tome como un equipo y siempre acompañado de una estrategia de resolución. Establece un camino hacia adelante para superar cualquier contratiempo en el futuro. La mentalidad correcta es la que permite el crecimiento, no solo de tu empresa y de tu equipo, sino también el tuyo como líder.